El otro día, dentro de un marco extraordinariamente fresa y posador, estuve indirectamente involucrado en el desarrollo de un pequeño evento en el que se premió a los ganadores del concurso de cartel para Trojan, una marca de condones reconocida por campañas medianamente efectivas y un sentido de la ironía poco desarrollado (al menos hasta hace dos años más o menos, que es cuando dejé de estar al pendiente de la publicidad que sale de ellos).

Si recuerdan alguno de sus anuncios, y no me dejarán mentir, algunos de ellos carecían de esa aproximación real hacia el verdadero sentir de la sexualidad mexicana, mientras que en otros países se aferraban a mostrar anuncios que se consideraban muchas veces ofensivos.

trojan_evolve_hdr.jpg

(Si alguien tiene por ahí alguno de los anuncios de Trojan donde salía un fulano disfrazado de Trojano se lo agradecería)

En fin… digamos que a mi modo de ver las cosas, la publicidad de Trojan puede llegar a ser superada por campañas que tienen más pregnancia, identidad, ironía, humor, etc. Es el caso de muchos de los anuncios de Durex. Ésta empresa se ha convertido en una real referencia en su segmento, ampliando también su rango hacia otros terrenos similares, como los lubricantes y cosas por el estilo.

Así, fue que, medianamente conextualizado, me lancé a ser corresponsal de guerra a ese evento que prometía terminar en algo interesante.

El concurso se realizó con entradas que llegaban desde la Internet y se hizo extenso a cualquier diseñador en ciernes que se dignara en hacer un buen cartel para tal efecto. Tengo entendido que los tres primeros lugares verían su trabajo publicado en algún foro, recibirían (3er lugar) un ipod, (2o lugar) una macbook pro y (primer lugar) un buen varo y la oportunidad de trabajar en una de las agencias de publicidad más reconocidas del medio.

Al llegar al lugar, muy bonito el Hotel W en la Ciudad de México, pudimos ver que realmente el evento era pequeño, el salón igual, la asistencia de los medios fue casi nula (sólo unos pocos con sus cámaras réflex) y los asistentes más destacados fueron precisamente los ejecutivos de la empresa.

Aquí empieza lo bueno. Todos los finalistas tuvieron la oportunidad de ver sus trabajos impresos en formato medio y colocados en un soporte que los hacía ver en todo su esplendor. Aquí algunos de ellos:

001.jpg 002.jpg 003.jpg

004.jpg 006.jpg005.jpg

007.jpg 008.jpg009.jpg

010.jpg 011.jpg012.jpg

013.jpg014.jpg015.jpg

016.jpg

Y el ganador del primer lugar…

ganador.jpg

Y yo me pregunto… ¿Hay alguien por ahí que haya visto esta imagen por ahí antes de esto?

fraude.jpg

Esta foto fue tomada del celular de uno de los asistentes que inmediatamente lo sacó para corroborar que el cartel y el gif animado que tenía en el celular desde hace unos días eran el mismo… se supone que son carteles inéditos… pero algunas soluciones se han repetido desde que recuerdo que empezamos a hacer ese tipo de trabajos en la universidad, pero no al grado de ser exactamente idénticas a cualquier oto cartel… y sin embargo, las mejores ideas fueron ignoradas aún cuando el grueso de los asistentes ya sabían del plagio.

Arroz..